domingo, 7 de febrero de 2016

El regalo del Loco


Cuando hablamos de arquetipos del tarot, siempre estaremos hablando de luces y sombras. Es decir, tanto los atributos positivos como los negativos del arquetipo, como parte de un todo dual. En este caso nos centraremos en ambas partes pero en el contexto de un obsequio, como atributo de ayuda evolutiva. Para entender los obsequios del Loco, debemos primero repasar el arquetipo y su evolución a través de las impresiones y lugar que ocupa a lo largo de la historia.

El Loco, en Ingles fool, hace referencia, no a una persona lunática o  mentalmente incapacitada, sino al Jester o bufón de la corte.  El Bufón, creado para entretenimiento del rey y sus nobles,  era un personaje pintoresco,  gracioso, desalineado e indisciplinado que con sus tonterías agraciaba la mesa del monarca y su séquito. A simple vista un idiota que podía humillarse para divertimento de la nobleza, alguien de quien burlarse por su torpeza y sin aparente importancia o futuro. Pero en realidad hay mucho más de bajo del gracioso tocado de cascabeles y la ropa ridículamente colorida. El loco era un hombre privilegiado, inmune a las reglas comunes a todos, nobles y plebeyos por igual. Todo lo que el bufón, haga o diga sin importar cuan ofensivo, deberá tomarse a modo de humorada o chanza.
Este podía burlarse tanto del rey como del campesino de la manera mas descarada e impune, arrastrando a todo el reino a su loca realidad, sin la presión de intereses políticos y sin la espada real flotando sobre su cabeza. El ‘loco’ posee la libertad que todos perdemos a manos de lo ‘políticamente correcto’, quien és en este caso entonces el verdadero digno de burla?.

Mas tarde y por su forma aparentemente irracional de ver la vida, y como sucede siempre con los que no se amoldan a las imposiciones de la sociedad,  la imagen del bufón fue asociada con la de los locos o lunáticos. Contrario a la visión anterior, una persona ‘loca’ es vista como un castigo, alguien enfermo por quien sentir  pena e incluso miedo, porque su cabeza no esta en este mundo. Así,  el antes privilegiado Loco, se convirtió en un vagabundo alienado que no posee el confortante sustento de la realidad que nos cobija. Un paria, pero conservando la principal cualidad del Jester, la libertad de hacer y  decir sin temer a las reglas aunque en este caso, es porque le son totalmente indiferentes y hasta desconocidas.

Luego, con el auge de la espiritualidad, en un mundo de luz, arcoíris y medias verdades edulcoradas, el Loco dejo de ser un inadaptado para convertirse en un genio, un bohemio. Un verdadero prodigio en el arte de vivir y buscar la felicidad, un aventurero que recorre el camino a la evolución  de manera artísticamente bella, andando el temerario camino de la realidad propia con todos sus defectos y virtudes. 


Entonces qué nos regala el arcano 0?.

Ya sea como bufón irreverente, desquiciado o bohemio, mas allá de la polaridad de su estado, de sus luces y sombras, el Loco nos ofrece libertad. En cualquiera de los tres casos, al Loco no le preocupa lo que piensen de él, de sus actos ni de sus consecuencias. Pues su realidad y la nuestra son diferentes, y las reglas y limitaciones de la vida cotidiana no le aplican. El Loco no tiene nada que lo ate a este mundo, pues ha creado el suyo. Es temerario, sí. Pero sin riesgo no hay ganancia. El Loco puede ser impunemente feliz, pues lo tiene todo y a la vez nada, él ha creado su verdad, su realidad donde el bufón es rey y se burla de todo y de todos. Nos regala una invitación a la aventura, a la temeridad y en ocasiones incluso al descaro. Nos para frente al abismo, detrás todo lo que conocemos, el confort de la estructura y las reglas establecidas, delante, todo un mundo de posibilidades. Te animarás a saltar?

By Lucía del Mar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario