domingo, 12 de marzo de 2017

El obsequio del Colgado Arcano N°12

Cuando hablamos del colgado, la primera asociación es siempre con  Odín, colgando del Yggdrasil durante nueve días para tener acceso al secreto de las runas. Es fácil traer la palabra sacrificio, al momento de entender el arcano 12. Pero lo cierto es que, incluso conociendo la opinión de varios autores y profesionales del tarot, nos queda siempre la sensación de que no podemos ver por completo todos los aspectos y acciones que rodean esta misteriosa carta.

El Colgado es una carta de pausa, nos habla de lentitud debido al estado de suspensión en que se encuentran los hechos, de detenerse a contemplar la totalidad de una situación desde otra perspectiva.  El Colgado está colgado por acción propia, es decir no ha sido sometido a semejante destino, sino que se puso ahí, en pos de un bien mayor. Sea entendimiento, conocimiento, sabiduría o cual fuere el motivo del colgado, el hecho es que se ha colocado ahí de manera voluntaria.


Una de las posibles desventajas del arcano 12 y digo posibles porque no siempre lo es, es que al estar suspendido, se encuentra a merced de los elementos, se balanceará a modo de veleta, hacia donde el viento quiera llevarlo. Entregando por completo el control, dejándose arrastrar y sufriendo inclemencias, sabiendo que él mismo se ha puesto en esta situación.

Si vamos a analizar sus motivos tenemos los buenos, como así también los menos populares, se dice que el arcano doce se coloca en este estado para aprender, pero que en su posición menos noble; el colgado se colgó para lavarse las manos. “Estoy colgado, no puedo hacer nada”; es una manera de no hacerse responsable de la situación como así tampoco de las consecuencias.

Podríamos decir entonces que el colgado puede tanto ser un sabio dispuesto a darlo todo por mejorar o que es un cómodo que se hace el tonto para que los demás actúen en su lugar haciéndose el mártir cuando en realidad sólo se está ocultando. En cualquiera de los casos, el colgado nos da un obsequio poco común e increíblemente valioso.

El obsequio del colgado

El colgado puede estar ahí por el motivo que sea, pero ya fuere por nobleza o estupidez; él obtendrá algo que los demás arcanos, salvo en alguna medida la Rueda, no tienen. PERSPECTIVA, el colgado puede ver un todo mucho más completo y complejo del que se ve estando al nivel del suelo.  Además de esto, cada movimiento, cada cambio que lo balancee de donde está siquiera un centímetro, le dará una perspectiva nueva. Para aquel que sepa aprovechar su etapa de Colgado, la pausa e inactividad no serán tales, sino más bien un impás, tiempo para analizar lo que está actualmente sucediendo y poder así actuar en consecuencia. Así que la próxima vez que te sientas colgado, no te lamentes, tú te pusiste ahí sí, pero podrás sacar mayor provecho con todo lo que aprenderás en ese tiempo.
Lucía del Mar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario